Arquitectos auténticos – Estefany Soria

Capitalina de corazón y amante de la fotografía. Desde la primaria Estefany Soria descubrió la agradable sensación que puede transmitir una arquitectura en armonía y estética, esto fue pieza clave para convertirse en la exitosa Arquitecta que es hoy en día. 

Desde siempre tuvo facilidad para las artes plásticas, dibujar, pintar etc. Entonces inscribirse a la carrera de Diseño Gráfico parecía algo obvio; sin embargo, en el último año de la preparatoria uno de sus exámenes finales fue hacer el plano de una fachada y ella estudiando en el Instituto Mier y Pesado tenía todas las herramientas para enamorarse de la arquitectura. Fue en este examen que se dio cuenta por qué estar en su escuela le transmitía tanta calma y una sensación indescriptible.

“A veces entras a un espacio y te sientes cómodo, es porque todo tiene armonía. Alguien pensó en eso.”

Así fue como a un mes de iniciar su carrera de Diseño decide cambiarse a Arquitectura y encontró que tiene especial talento para ello. No le fue nada difícil, en verdad le gustaba y cada vez fue entendiendo más los espacios y detalles de la escuela primaria en la que estudió, fue como si ahora todo cobrara sentido, el hecho de haber apreciado tantos años una arquitectura tan armoniosa le daba una cierta ventaja.

Cursando el último año de la carrera en la Universidad La Salle, una casualidad la lleva a colaborar en un proyecto en Artigas Arquitectos, hasta este momento de forma intermitente. Estefany ponía tanto empeño en los proyectos del despacho, que iba atrasada en la tesis, es así como decide justo antes de graduarse dejar el trabajo para enfocarse en su titulación, pero en el despacho había causado tan buena impresión que le ofrecieron darse un tiempo para después regresar de tiempo completo.

Una vez que regresó a Artigas Arquitectos comienza su experiencia laboral formalmente colaborando con diferentes proyectos cada vez más relevantes. Vive la historia y el desarrollo del despacho, incluso fue testigo de la expansión del despacho que inició en CDMX y creció hacia Aguascalientes y Cancún donde se le ofrece mudarse a alguna de esas ciudades, pero Estefany decide quedarse y continuar aprendiendo de la mano del Arquitecto Humberto Artigas.

“El Arquitecto Humberto es brillante.”

Más tarde decide estudiar una Maestría en la UNAM misma que finaliza en la Universidad Técnica de Berlín, por este lapso se ausenta nuevamente de las filas de Artigas Arquitectos, pero solo para volver con más fuerza que nunca. Pasó 7 meses estudiando en el extranjero, viendo y apreciando su arquitectura.

 “Para ser un buen arquitecto tienes que vivir la arquitectura, sentir la ciudad, el orden que se siente en una casa o una ciudad pensada, planeada. De los lugares a los que he ido, los elijo porque hay edificios que quiero conocer. Puedo pasar horas apreciando sus escaleras iluminación, el espacio.”

A su regreso de Alemania, se integra de nuevo al equipo y en ese momento le asignan su primer proyecto. Poco a poco adquiere mayor responsabilidad y 15 años después es Arquitecta Asociada con un gran prestigio.

Uno de sus proyectos más significativos es un Hangar de Toluca, un proyecto iniciado por el Arquitecto Raúl Rivas, una eminencia del despacho, y a este proyecto Estefany debía completarlo e ir a supervisión de obra. Al ser la arquitecta más joven y con menos experiencia, dudó en diferentes ocasiones y prefería preguntar. Justamente por eso este proyecto se vuelve tan significativo, fue guiada y de cierta forma “soltada” con plena confianza; “mientras tú tomes la mejor decisión todo va a estar bien” le decía Francisco Artigas mientras la guiaba en el desarrollo del proyecto, invitándola a tomar sus propias decisiones y a confiar en ella. Esto la ayudo a entrenarse aún más.  Al terminar la obra, Pancho Artigas le regaló una foto del hangar con un mensaje, un detalle que guarda con mucho cariño y que le recuerda la confianza que tuvieron en ella.

Me di cuenta que en Artigas Arquitectos se trata de hacer cosas reales. Para mí es muy valioso ser autentico y esto lo encontré en el despacho porque no es solo la envoltura, hay congruencia. En el despacho se conserva una verdad, no se trata de envolver algo. Es real. Las cosas se hacen con verdad y congruencia desde dentro, todo desde el concepto es real y eso me gusta.

Estefany Soria es una arquitecta que se deja llevar por el tiempo y gusta de transmitir el conocimiento. Disfruta ver que otras personas están creciendo y aprendiendo. En el futuro se percibe como una líder que invita a la gente a disfrutar la arquitectura. Gusta heredar y adquirir conocimiento lleno de retroalimentación que la enriquece. Sin duda una arquitecta real, comprometida con embellecer el espacio y que expresa a México en cada detalle.

Karla

Dejar un comentario